BIZITEGI, asociación sin ánimo de lucro, inicia su actividad como trabajo comunitario en el barrio de Otxarkoaga de Bilbao en el año 1980. En 1988 se constituye como Asociación sin afán de lucro y en 1997 es reconocida como Entidad de Utilidad Pública.

Bizitegi-taldea

Somos una entidad asociativa formada por personas socias, profesionales, usuarias y voluntarias que trabaja por la incorporación a la sociedad de las personas en riesgo o situación de exclusión social de Bizkaia mediante procesos de intervención, dirigidos a mejorar sus condiciones de vida, y a través de acciones de sensibilización y denuncia que permitan generar conciencia en la construcción de una sociedad más justa. En la realización de esta misión consideramos la persona como el valor fundamental y la comunidad como el lugar donde se desarrolla.

Queremos ser una entidad que se distinga por ser:

  • Sólida y participativa, con un elevado nivel de compromiso de todas las personas que forman parte del proyecto que se manifiesta en un funcionamiento caracterizado por una gobernanza participativa.
  • Eficaz y sostenible, que consiga resultados objetivos y medibles, utilizando los recursos disponibles de manera responsable, con un modelo de gestión avanzada y diversificando e innovando formas de financiación, todo ello con el fin de garantizar el cumplimiento de la misión y su impacto a largo plazo.
  • Ilusionada e innovadora, que necesita la adhesión motivada e ilusionada de todas las personas participantes para desde ella generar con creatividad nuevas formas de actuación.
  • Referente de la sociedad, reconocida y con capacidad de influencia, participando de la provisión de servicios de utilidad social en alianza estable con las Administraciones y con las entidades con las que compartamos objetivos y valores.
  • Integradora de personas voluntarias, capaz de crear espacios significativos para las aportaciones de quienes ofrecen su compromiso personal y social en la lucha contra la exclusión.
  • Participación, desde la afirmación de la persona y su papel protagonista se convierte en un valor clave del proyecto. Promovemos y valoramos la participación activa de todas las personas en la marcha de la Asociación y en los contextos comunitarios, desde sus diferentes papeles, con la conciencia de un proyecto común.
  • Solidaridad, las personas asumen que sus capacidades alcanzan su sentido y utilidad social cuando se ponen al servicios de los intereses comunes.
  • Transparencia, como garantía de honestidad en sus procesos estratégicos, de gestión y de intervención.
  • Responsabilidad, cada persona debe asumir una actitud responsable en su implicación en el proyecto y, junto a los demás, en los procesos grupales y asociativos en los que participe.